Una orca que lleva más de 40 años en cautiverio fue filmada dando cabezazos contra el vidrio

Una orca que lleva más de 40 años en cautiverio fue filmada dando cabezazos contra el vidrio

El concepto de los zoológicos y parques con animales en cautiverio está cambiando en todo el mundo desde hace ya varios años, afortunadamente. Al igual que ha ocurrido con los circos, el propio ser humano ha evolucionado hasta entender que una prisión para animales -sea cual sea la especie- jamás podría llegar a ser considerada como algo entretenido o de esparcimiento.

Kiska fue atrapada en 1979 en Islandia y fue comprada por el parque marino de entretenimiento en 1982. Foto: Adobe Stock (Imagen ilustrativa).
Kiska fue atrapada en 1979 en Islandia y fue comprada por el parque marino de entretenimiento en 1982. Foto: Adobe Stock (Imagen ilustrativa).Por: Foto: Adobe Stock (Imagen ilustrativa).

De hecho, en algunos países -en la Argentina, uno de ellos- hay legislaciones vigentes que prohíben circos con animales, mientras que los zoológicos han comenzado a reconvertirse en Ecoparques, sin especies exóticas en cautiverio y con una nueva función más orientada a la asistencia y protección de aquellos ejemplares que, por distintas razones, no están en condiciones de regresar a su hábitat. Pero, como sea, ya no son “el juguete” de los visitantes; ni tampoco un atractivo para disfrutar como si se tratara de algo extraño o desconocido.

Esto es algo que de a poco va cambiando en el mundo, pero hay sitios en los que el cautiverio de los animales sigue siendo explotado económicamente, y vendido como un espectáculo para el público masivo. Y eso es lo que ocurre todavía en el parque Marineland Niagara Falls, ubicado en Ontario (Canadá).

Hace unos días se viralizó un video tomado desde arriba en el que se ve la desesperación y el sufrimiento con que una orca se golpea una y otra vez contra el vidrio reforzado de la pileta en la que está alojada y que, más allá de ser amplia, se ha convertido en su reducido hábitat. Incluso, el video ha conmovido a gente de todo el mundo y se ha iniciado una campaña para que liberen a este animal.

Liberen a Kiska

Kiska es el nombre de esta orca que, desde hace algunos días, ha despertado una campaña mundial que pide y reclama casi a los gritos su urgente liberación. Con el hashtag #FreeKiska, en las redes sociales y en la plataforma Change.org, ya se han juntado más de 60.000 firmas.

En las redes sociales se inició la campaña #FreeKiska luego de la viralización de las tremendas y conmovedoras imágenes de la orca golpeándose a sí misma. Foto: Pixabay (Imagen ilustrativa)
En las redes sociales se inició la campaña #FreeKiska luego de la viralización de las tremendas y conmovedoras imágenes de la orca golpeándose a sí misma. Foto: Pixabay (Imagen ilustrativa)

Y es que un video compartido en la web muestra cómo el animal, que ya lleva varios años en cautiverio, parece descontrolarse en un momento y dirigirse a uno de los bordes del estanque en el que se encuentra en el mencionado parque canadiense. Frenéticamente, Kiska golpea su cabeza una y otra vez contra el cristal, dejando bien en claro que no es digna ni tranquila su vida en esas condiciones e intentando demostrar de todas las formas posibles que necesita la libertad.

Los expertos en comportamiento animal y las organizaciones que se han sumado a esta campaña no tienen dudas en afirmar que esta reacción de la orca está directamente vinculada y es un síntoma de lo que se conoce como “estrés por encierro”.

Fuente: tn.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.