Fundación Vidanimal

07 mayo 2020

No hay comentarios

Casa Noticias

Preocupación por la suspensión de castraciones

Preocupación por la suspensión de castraciones

Asociaciones protecoras de animales manifestaron inquietud porque varios municipios frenaron las operaciones en canes y felinos. Consideran que la tarea de las áreas comunales «se debe considerar esencial».

Organizaciones protectoras de animales de toda la provincia advirtieron en una carta abierta al gobierno provincial y a los municipios su «preocupación» por la decisión que se tomó en varias comunas de suspender las castraciones de canes y felinos.

El documento lo firman la Fundación VIDANIMAL de Santa Rosa y Bernasconi, el Refugio Patitas de Ingeniero Luiggi, ARAA de Realicó, Huellitos de Mi Pueblo de Caleufú, APPA de General Pico, Amores Perros de Rancul, Amigos de los Animales de Eduardo Castex, Mascotas de Intendente Alvear, el Grupo Autoconvocado Para la Tenencia Responsable “El Pinola» de La Maruja y Narices Fríoas de Castex.

Las organizaciones señalan la «gran preocupación que nos causa la decisión de suspender el servicio público de castraciones que algunos municipios venían realizando con el fin de equilibrar la sobrepoblación canina y felina, y como asimismo la falta de acciones en esa dirección de otros».


Las instituciones recuerdan que el Decreto Presidencial 297/20 en su artículo 6o inc. 6) incluye entre los servicios esenciales la atención veterinaria, que debe continuar prestándose. Es decir, «se considera a la sanidad animal como un servicio esencial. Si deben continuar prestándola los particulares, con mucha más razón debe hacerlo el Estado«.


Las protectoras dicen que la función que prestan las Direcciones de Zoonosis (o sus equivalentes en cada Municipio) «se debe considerar un servicio esencial.
 En incumplimiento del citado Decreto resulta inadmisible y peligrosa la suspensión o privación de todo programa de control en comunidades desbordadas como las nuestras. A mayor cantidad de animales más riesgos de epidemias e incremento de enfermedades zoonóticas«, indica.

Las protectoras rememoran que el área de Salud de la Nación (en ese momento Secretaría), actualizó en el año 2018 la Guía para la Prevención Vigilancia y Control de Rabia en Argentina. Allí se informa que hay 6 tipos de virus rábico y que los seres humanos pueden ser infectados por cualquiera de las 6 variantes. La manera de evitarla, según el documento, es mediante la vacunación obligatoria del 80% de la población de perros y gatos en campañas intensivas de corta duración realizadas por el Estado de forma gratuita.

«A mayor cantidad de nacimientos de perros y gatos ese 80% que evitaría el riesgo de que ocurran casos de rabia, está muy lejos de lograrse», indica el documento. «También debe tenerse en cuenta que según estadísticas el 80 % de los perros que deambulan en las calles son machos sin castrar. Puede inferirse que escapan atrás de hembras en celo por eso es impostergable la castración de las mismas que, por lo demás, seguramente ya están preñadas», agrega.

Aseveran que «teniendo en cuenta que los Centros de Sanidad Animal y Zoonosis de los municipios deberían enmarcarse dentro del sistema de Salud Pública no podría ni debería suspenderse el control poblacional de animales ya que ninguna de las actividades esenciales se ha dejado de realizar con motivo de la emergencia sanitaria que nos atraviesa».

También aluden a los planteos de la Organización Mundial de la Salud respecto del cuidado de la salud animal y su estrecha vinculación con la salud humana: el concepto «Una Sola Salud» fue introducido a comienzos de la década del 2000, resumiendo en pocas palabras una noción conocida desde hace más de un siglo, a saber, que la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten. Enfermedades de transmisión esencialmente de persona a persona circulan en animales o tienen un reservorio animal identificado y pueden causar graves crisis sanitarias.


El 75% de los agentes patógenos de las enfermedades infecciosas emergentes del ser humano son de origen animal. «Se deben garantizar servicios de sanidad animal competentes para un mundo más seguro», advierte la OMS.

Las protectoras solicitan que «se implemente de forma inmediata un sistema de guardia enfocada en la castración de hembras en situación de riesgo de preñez y en la atención de todo tipo de urgencias veterinarias, con una coordinación para llevar adelante dichas actividades de acuerdo a un protocolo adecuado a las actuales circunstancias».

«De esta forma y actuando como Estado Responsable, los Municipios estarían acompañando a la comunidad durante esta crisis, al tiempo que se lograrían las acciones necesarias para que la situación de la sobrepoblación animal no aumente y coloque a la comunidad en una situación aún más angustiante por tener que hacerse cargo de cachorros no deseados a los que en muchos casos no podrán alimentar», apunta el documento 
difundido en las últimas horas.

Recuerdan que una perra puede dar nacimiento a un promedio entre 6 y 10 cachorros, llegando algunas razas a la astronómica cantidad de 18 cachorros por parición, que en hembras no castradas se produce dos veces al año. En cuanto a los gatos, si bien son menos visibles por sus hábitos nocturnos, su reproducción en aún más acentuada ya que ocurre cada tres meses.

«En el deseo de que los argumentos acá vertidos sean tomados en cuenta para el urgente cumplimiento del servicio solicitado, aprovechamos la oportunidad para reiterar nuestro apoyo y colaboración desinteresada en pos de la mejora de la calidad de vida de nuestra comunidad y de sus animales», completan las protectoras.

Fuente: eldiariodelapampa

Tags :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.