Embarazos psicológicos

Embarazos psicológicos

Hay un problema que está asociado a las mascotas que no están esterilizadas: los embarazos psicológicos. Vamos a tratar de explicaros cómo afrontarlos en casa.

En las hembras no esterilizadas podemos observar que una vez ha pasado el celo comienza a tener un comportamiento diferente, como coger sus muñecos favoritos y tratarlos como si fueran cachorros, llevarlos a la cesta y no querer moverse de su lado. Tampoco quieren salir de casa y muestran un apetito caprichoso, aunque el más importante de los síntomas es ver que tiene las mamas inflamadas.

En este caso, debemos acudir a nuestro veterinario para que evalúe el estado de las mamas. Es necesario ver si hay presencia de leche en ellas y si esta sustancia presenta un color normal o un aspecto infeccioso. También es importante valorar si el animal presenta mastitis. La mastitis es la inflamación del tejido mamario que puede llegar a provocar dolor, enrojecimiento, fiebre y, en muchas ocasiones, infección.

Una vez evaluado el problema, será necesario comenzar un tratamiento que normalmente solucionará estos síntomas en unos siete días.

Os recomendamos también distraer mucho a vuestra mascota, sacarla varias veces a pasear, retirarle los objetos que haya adoptado como cachorros y mantenerla bastante tiempo fuera de casa.

El embarazo psicológico se produce en las hembras no esterilizadas debido a la subida de hormonas, principalmente la prolactina, que, pasado un tiempo determinado tras la aparición del celo, debe disminuir, pero en estos casos se mantiene elevada, provocando el embarazo psicológico.

Cuidado con las falsas creencias

Queremos desmentir la creencia de que haciendo que nuestra mascota tenga cachorros estos problemas desaparecerán: ¡esto es completamente incierto! Aunque una hembra haya sido gestante puede padecer los mismos problemas de salud que otra que nunca haya tenido cachorros. 

Todo esto nos indica que nuestra compañera está presentado problemas hormonales, por lo que es completamente recomendable la esterilización.

Realizando la ovariohisterectomía retiramos ovarios y útero, evitando así todas estas complicaciones que conllevan a afectar la salud de nuestro animal.

Es importante también no confundir los síntomas de un embarazo psicológico con una infección de útero. Si estamos ante ésta, una piometra, nuestra mascota presentará como síntomas apatía, pérdida de apetito, abdomen inflamado… Esta patología es muy grave, ya que se acumula una secreción purulenta en el interior del útero pudiendo provocar que el útero se rompa y esa secreción quede en el abdomen, llevando a una peritonitis y, en ocasiones, la muerte del animal.

Ante cualquiera de estos síntomas y cambios en el comportamiento de tu mascota, por favor, acude a tu veterinario, ya que tiene solución y buen pronóstico cuando se actúa con rapidez.

Debido a estas cargas hormonales tan altas, las hembras padecen los temidos tumores mamarios. Cuantos más celos tenga nuestra mascota, más probabilidad tendrá de padecer un tumor de mama.

Si estamos en el caso de que nuestra mascota ya tiene un tumor de este tipo, se recomendará siempre la esterilización y la extirpación. A veces es posible realizar ambos procedimientos en la misma intervención quirúrgica, pero esto debe decidirlo el veterinario, según la localización y tamaño del tumor y teniendo en cuenta el estado de salud del animal.

Más que mascotas: Embarazos psicológicos
Más que mascotas: Embarazos psicológicos

En muchas ocasiones, cuando estamos acariciando a nuestra mascota, podemos notar un bulto en diferentes zonas del cuerpo. Esto siempre será importante comentarlo con nuestro veterinario para que evalúe si es grave o no y si requiere extirpación de manera inmediata. Siempre será importante retirar estos nódulos o masas lo más rápido posible, ya que el pronóstico es mucho más favorable al detectar en fases iniciales.

En el caso de los tumores mamarios, será necesario siempre, antes de la cirugía, realizar un buen estudio radiológico de los pulmones , buscando la presencia de metástasis pulmonar, ya que esto será indicativo de cómo debemos proceder de cara a la cirugía, porque cuando la detectamos, la cirugía está contraindicada.

Una vez retiradas las tumoraciones mamarias es importante no olvidarnos de las revisiones posteriores para comprobar que no vuelvan a aparecer en otras mamas y detectarlo de forma precoz.

Debemos tener en cuenta que todos estos problemas se evitarían en un porcentaje muy alto de los casos realizando una esterilización temprana. Nosotros os recomendamos que la esterilización se realice una vez pasado el primer celo, disminuyendo así de manera importante la aparición de los tumores mamarios.

Problemas en los machos

En el caso de los machos, el principal problema que podemos encontrarnos derivado de la no esterilización, es que a partir de los 5 años pueden empezar a tener afección de la próstata. Podremos observar dificultad para orinar, dolor, sangrado en la orina o gotitas de sangre al margen de la orina .

Ante estos síntomas es importante realizar una palpación rectal para valorar la próstata de nuestra mascota así como técnicas de imagen, radiografía y ecografía. Con esto podremos evaluar si es necesario instaurar un tratamiento médico y recomendar la esterilización o si estamos ante un proceso más agresivo puede ser necesario hacer una biopsia de la próstata y según los resultados que nos indique el laboratorio actuar de una manera u otra, ya que si se trata de una tumoración agresiva la esterilización no esta recomendada.

Como veis, con todo lo expuesto, la mejor opción siempre será la esterilización. No lo dudeis y regalad salud a vuestra mascota.

Fuente: huelvainformacion.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.