Fundación Vidanimal

05 agosto 2019

No hay comentarios

Casa Noticias

El maltrato o abuso hacia los animales

El maltrato o abuso hacia los animales

Razones del abuso

Hay muchas razones diferentes por las cuales los humanos abusan de los animales. La crueldad animal abarca una amplia gama de acciones (o falta de éstas), por lo que una respuesta general no es posible. Cada tipo de abuso ha mostrado ciertos patrones de comportamiento que podemos usar para ayudarnos a entender más sobre por qué las personas cometen los delitos que enfrentamos hoy.

La crueldad animal a menudo se divide en dos categorías principales: activa y pasiva, también conocida como acción y omisión, respectivamente.

En muchos casos de negligencia en los que un investigador siente que la crueldad ocurrió como resultado de la ignorancia, puede intentar educar al cuidador del animal y luego volver a visitar la situación para buscar mejoras. Sin embargo, en casos más severos, las circunstancias pueden requerir que el animal sea retirado del sitio de inmediato y llevado para atención médica urgente.

Crueldad activa (acción)

Implica intención maliciosa, donde una persona ha causado daño deliberado e intencionalmente a un animal, y a veces se le conoce como NAI (Non-Accidental Injury en inglés – lesión no accidental en español). Los actos de crueldad intencional son a menudo algunos de los más inquietantes y deben considerarse signos de problemas psicológicos graves. Este tipo de comportamiento a menudo se asocia con el comportamiento sociópata y debe tomarse muy en serio.

El maltrato animal en hogares violentos puede tomar muchas formas y puede ocurrir por muchas razones. Muchas veces, un padre o una pareja doméstica abusiva puede matar o amenazar con matar a las mascotas domésticas para intimidar a los miembros de la familia en actos de abuso sexual, para guardar silencio sobre abusos anteriores o actuales, o simplemente para torturar psicológicamente a las víctimas, debilitando su » poder.»

Crueldad pasiva (omisión)

La crueldad pasiva se caracteriza por casos de negligencia, donde el delito es una falta de acción en lugar de la acción en sí misma; sin embargo, no deje que la terminología lo engañe. La negligencia animal severa puede causar un dolor y sufrimiento increíbles al animal.

Ejemplos de negligencia son; el hambre, la deshidratación, las infestaciones de parásitos, permitir que un collar crezca en la piel de un animal, un refugio inadecuado en condiciones climáticas extremas y no buscar atención veterinaria cuando un animal necesita atención médica.

Fuente: Wildlife Rescue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí

Categorías

Banner Publicite aquí