Dos elefantas rescatadas se convierten en mejores amigas

Thongsuk fue explotada en la industria del turismo durante muchos años, obligada a llevar turistas en su espalda. Cuando llegó la crisis económica causada por el COVID19 y el flujo de turistas bajó, el dueño de Thongsuk la envió a trabajar a una plantación; lo que significó meses de agotador trabajo en el campo para la elefanta. 

Jahn había perdido a su mejor amiga

Mientras tanto, en el refugio Following Giants, Jahn perdía a su mejor amiga Sow que murió a los 61 años debido a su avanzada edad. El equipo de Following Giants estaba muy preocupado por cómo esta pérdida afectaría a Jahn, ya que a menudo la escuchaban hacer ruidos que sugerían que estaba buscando a su amiga fallecida. 

Following Giants es un refugio que apoyamos para transicionar de ser uno de crueldad a uno amigable con los elefantes. Los elefantes que antes eran usados para entretener turistas ahora pueden ser libres de ser simplemente elefantes. Estos animales no pueden volver a la naturaleza debido a los maltratos físicos y psicológicos que vivieron, pero tienen una nueva oportunidad de tener una vida lejos del sufrimiento y donde pueden expresar sus comportamientos naturales. 

Un nuevo comienzo 

Durante la crisis económica producto del COVID19, Following Giants se vio afectado ya que parte de sus ingresos vienen de las entradas que venden a los turistas que practican un turismo ético y visitan refugios de alto bienestar en el que solo pueden observar a los animales a una distancia prudente. Afortunadamente, World Animal Protection pudo otorgar fondos de emergencia a Following Giants para ayudarles a superar estos tiempos difíciles hasta que el turismo regrese a Tailandia. 

Cuando Sow falleció, Follow Giants dichosamente tenía los recursos para aceptar a Thongsuk en el refugio y así ser un compañera para Jahn.

Thongsuk es una elefanta tranquila y una amiga perfecta para Jahn. La pareja se llevó bien de inmediato y están disfrutando felizmente de la compañía mutua. 

Thongsuk and Jahn at the Following Giant venue.

Jahn (izquierda) y Thongsuk (derecha) en el momento que se conocieron. 

Estas dos elefantes merecen vivir el resto de sus días disfrutando de la compañía de la otra, libres de la crueldad que vivieron en el paso.

Fuente: worldanimalprotection.cr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.