Fundación Vidanimal

04 febrero 2021

No hay comentarios

Casa Noticias

Territorialidad en pequeñas mascotas caseras

Territorialidad en pequeñas mascotas caseras

Territorialidad en pequeñas mascotas caseras

¿Cuál es el concepto de territorialidad en nuestras mascotas? Está relacionado con la protección de su espacio vital y de su familia, animal o humana.

La territorialidad en mascotas es consecuente con el concepto de territorio animal. Esta es una definición introducida por el ornitólogo británico Eliot Howard en 1920. Con el paso del tiempo se fue desarrollando y popularizando, gracias a los aportes de diferentes profesionales. No necesariamente conlleva peleas y conflictos a nivel físico, sino avisos para indicar a los de su misma especie que hay límites que no se deben traspasar. Es una forma de cuidar nidos, áreas de alimentación y apareamiento. Muchos animales han sido domesticados, pero conservan intactos este tipo de instintos.

El hecho de vivir en viviendas humanas no los hace menos pertenecientes, a estos animales, a la especie a las que corresponden. Por tanto, su vida gira de acuerdo a sus cánones, aunque tengan amos y están catalogados como animales de compañía. Por eso es importante saber no solo todo lo relacionado a su alimentación y salud. Es necesario conocer sus normas y formas de establecer y defender su territorio.

Animales pequeños que se pueden tener en casa

Como se ha vuelto ‘normal’, la lista la encabezan los perros y gatos, preferiblemente de razas pequeñas. Preferidos por su forma de relacionarse con los humanos. Sin embargo, también hay personas que prefieren otros mamíferos como los roedores. Hay quienes se inclinan por reptiles como las tortugas. Además, está el grupo de los amantes de los peces. Todas estas especies tienen en común su necesidad de territorio y espacio propio.

Un compañero animal conlleva, como es sabido, beneficios que aporta para quienes los adoptan. Reduce la sensación de soledad, disminuye el estrés, favorece la frecuencia cardíaca y controla la presión arterial. Por otra parte, tenerlos implica la responsabilidad de que estén bien en todos los sentidos.

La territorialidad en las mascotas pequeñas: reptiles y pecesTortuga mascota

  • Las tortugas son reptiles que pueden ser terrestres y acuáticos, tanto de agua dulce como salada. No molestan con ruidos y son tranquilas, pero, aunque no parezca, ejercen una marcada territorialidad. Es preferible que tengan el suficiente espacio para explorar, que dispongan de rincones donde esconderse a dormir y un lugar dedicado exclusivamente para comer. Importante mantener un solo ejemplar macho en casa. En caso contrario, las peleas serán inevitables
  • Otro reptil es el geckoUna lagartija que se ha vuelto famosa por su docilidad y fácil mantenimiento. Es territorial y cazadora, por lo que su terrario debe ser espacioso y contar con rocas, troncos y de ser posible, hasta una cueva. Son gregarios, aceptan compañía, siempre que se trate de hembras. Al igual que ocurre con las tortugas, la llegada de otro macho desataría disputas por ejercer el dominio de la territorialidad.
  • Con los peces ocurre algo similar. Estas criaturas, aunque pequeñitas, poseen alta territorialidad. Los preferidos son los de agua dulce, como los betta, especie de gran colorido y largas aletas. Su tamaño es de unos seis centímetros de longitud y, por ser altamente territorial, necesita al menos de 20 litros de agua. No se pueden juntar dos machos por su agresividad.

Pequeños mamíferos como compañeros caseros

Los perros son con ventaja, las mascotas caseras más populares del mundo. Más allá que en algunas regiones el número de gatos sea bastante superior. Los canes requieren de reglas claras. Protegen celosamente a su manada, un papel que en la vida doméstica viene a cumplir su familia humana. Necesitan delimitar su territorio a través de diversas maneras. El marcaje lo hace de señales sonoras como gruñidos o ladridos, olores con feromonas u orines. Lo mismo que de manera visual.

Dato importante: los canes presentan territorialidad, dominancia y proteccionismo, ninguno dirigido al ser humano de manera específica. Son comportamientos de la especie. La dominancia es para evitar conflictos y cuando el territorio está bien definido, permanecen tranquilos

Gecko

Los gatos, los ‘reyes’ de la territorialidad

Sus rutinas y territorios son importantes. En su mentalidad, el gato tiene tres tipos de territorios:

  • El campo de aislamiento, donde descansan; un lugar seguro y cómodo.
  • El campo de actividad, sitio para jugar, cazar y compartir. Incluye sus zonas para el aseo y alimentación.
  • El campo de agresión de distancia social y personal. Está muy cerca de su cuerpo y solo a quienes tienen una relación amigable o familiar les permite entrar.

Estas mascotas son más independientes, pero también son muy sociales. Tienen un vínculo afectivo con su espacio y su contenido. El marcaje es fundamentalmente a nivel olfativo. Para ello usan sus feromonas con roces de su barbilla, cabeza y costados, tantas veces como sea necesario. Al igual que a través de marcas visuales por arañazos o sonoras con los maullidos.

Lo más importante: respetar

Las mascotas no tienen problemas en compartir su vida y sus espacios con humanos. Lo que no implica que se puedan pasar por alto sus características, costumbres y necesidades. Respetar las particularidades de cada especie y de cada ejemplar es vital para que la convivencia sea la mejor, para todos los implicados.

Fuente: okdiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.