Fundación Vidanimal

12 septiembre 2019

No hay comentarios

Casa Noticias

¿Qué tan peligroso es que mi perro esté deshidratado?

¿Qué tan peligroso es que mi perro esté deshidratado?

Dependiendo dónde vivas, el calor puede presentarse con mayor o menor intensidad, pero en definitiva y sobre todo en verano, las temperaturas se elevan más de lo habitual, lo cual no solo te afecta a ti, sino puede perjudicar gravemente a tu perro.

Hay muchas personas a las que les gusta salir de paseo con su perro en cualquier oportunidad y está bien, pero el problema es cuando pasean en horas de más sol. Toma en cuenta que tu perro no cuenta con la misma cantidad –ni distribución- de células sudoríparas como tú, por lo que solo cuenta con las almohadillas de las patas y el jadeo para poder refrescarse. 

Esto es especialmente peligroso cuando las temperaturas rebasan los 30 °C (sí, el cambio climático es una realidad), o incluso si llevas a tu perro en coche y lo dejas ahí mientras vas a hacer algo y el coche queda en el sol. Incluso con las ventanillas parcialmente bajas, la temperatura se elevará rápidamente alcanzando 40 °C o más, lo cual puede ser mortal.

Por supuesto, aun dejando de lado este tipo de situaciones extremas, tu perro de todas formas podría estar deshidratado… sin que te hayas dado cuenta, como veremos a continuación.:

Otras causas de deshidratación en perros

Ahora bien, no solo el calor hace que un perro se deshidrate, sino también una enfermedad. Si tu amigo canino comió algo que le hizo daño y vomita o tiene evacuaciones continuas, su equilibrio de electrolitos se verá afectado. Esto lo puede deshidratar rápidamente.

O si debido a la edad avanzada y afectaciones de sus sentidos no se orienta o no ve bien, es posible que no encuentre un lugar con sombra (sí, aunque esté a un par de metros de donde está) o no localice el recipiente del agua, lo cual evitará que beba y por tanto, se deshidrate. 

Cómo sé que mi perro está deshidratado

La piel es el principal signo: da un pellizco suave, y si tarda en regresar a su posición normal (no tiene suficiente elasticidad), está deshidratado.

En casos más severos los ojos se notarán hundidos, la orina oscura, la saliva espesa o las encías resecas o pálidas.

Estará débil e incluso no querrá comer.

Toma en cuenta que la deshidratación en perros ancianos y en cachorros es más crítica, porque de no atenderse debidamente, incluso pueden fallecer en horas. 

Cómo tratar la deshidratación en perros

Dependiendo del grado de deshidratación, deberás actuar. Si tu perro presenta los síntomas antes descritos, ¡llévalo cuanto antes al veterinario! Le suministrará suero vía intravenosa.

Si no es posible ir allá de momento, dale suero oral de consumo humano, poco a poco con una jeringa sin aguja, porque podría vomitar y empeorar el cuadro. 

Por supuesto, la prevención es clave en estos casos.

Mantén más de un recipiente de agua fresca y limpia en donde esté tu perro (y claro, que tenga acceso a ella).

Verifica que al agua no le dé el sol en ningún momento del día. Incluso añade algunos cubos de hielo para que aunque se derritan, mantengan el agua fresca.

Verifica que tu perro siempre tenga acceso a un lugar seguro y fresco. Si es un animal mayor, convendrá permanezca en interiores: más vale limpiar algún “accidente” que encontrar a tu perro desmayado en el patio o jardín.

Pero ante cualquier duda, no lo pienses y acude al veterinario: no esperes a que una emergencia se convierta en una tragedia.

Fuente: petsandme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí