Fundación Vidanimal

14 diciembre 2019

No hay comentarios

Casa Noticias

¿Puede mi perro ver a color?

¿Puede mi perro ver a color?

Puede mi perro ver a color

Si recuerdas a Dug, el simpático perrito labrador de la cinta “Up, una aventura de altura”, en la escena final cuando está junto a Rusell y el señor Fredricksen en donde cuentan los coches de color rojo, Dug dice que son todos de color gris… porque solía pensarse que los perros veían solo en blanco y negro (y escalas de gris, claro).

Pero ¿es cierto lo anterior? No del todo. La visión canina va mucho más allá de un mundo monocromático. La realidad es que mientras nosotros somos capaces de distinguir tres colores primarios (rojo, verde, azul y sus combinaciones), los perros distinguen solo el amarillo y el azul, siendo una visión dicromática.

Esto quiere decir que sí ven a color, pero menos tonalidades que nosotros.

¿Afecta a los perros distinguir menos colores que las personas?

No realmente, porque debemos recordar que ellos se guían más por el olfato que por la vista, en tanto que en nosotros la vista es un órgano sumamente importante. Vamos, nosotros, en nuestra etapa de recolectores, hace miles de años, necesitábamos distinguir los frutos de un arbusto de las hojas verdes, y los primitivos caninos, no.

Y antes de que mires con pena a tu amigo peludo, debes saber que tiene mucha mejor vista que tú en condiciones de poca luz e incluso oscuridad. Porque a fin de cuentas es un depredador y eso le facilita cazar porque percibirá mejor el movimiento, la profundidad, y tendrá más agudeza visual para calcular bien las distancias, incluso hasta unos 750 metros.

Cómo ven los perros

Nosotros percibimos el color mediante el número de conos que tenemos en los ojos, específicamente en la retina, que son fotorreceptores. Para los perros serían el 20 por ciento, y para nosotros, el cien. Entonces, si arrojas un juguete de color rojo a tu perro sobre una superficie verde (en el jardín), terminará por detectarla por su olor, pero no por su color, porque para él ambas cosas tienen un tono amarillento.

No obstante, la visión periférica de los perros es excelente, pudiendo detectar muchos detalles dando un solo vistazo, además de que su campo visual es más amplio que el nuestro: hasta 240°. Ah, eso sí, si ese objeto está demasiado cerca, esa agudeza visual será menor, y tendrán que valerse de su olfato (eso explicaría por qué durante un paseo puede pasar cerca de ellos el gato del vecino y no detectarlo, sobre todo si el viento sopla de forma que no les traiga su aroma).

¿Y si va perdiendo la visión mi perro?

Ahora comprenderás por qué es preferible que tu perro tenga juguetes en tonos azules o amarillos (y sus combinaciones), pero no rojos, si deseas entrenarlo mejor, y sobre todo si están jugando sobre el pasto (y como hemos visto, no mirar los mismos tonos que tú le afecta en lo más mínimo).

Por supuesto, recuerda que como perro, es preferible privilegiar su olfato, lo cual le será de mayor utilidad cuando envejezca y su vista no sea tan buena. Así podrá moverse con mayor naturalidad orientándose no mediante la vista, sino identificando los olores de su entorno familiar.

Fuente: Pets and me

Tags :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.