House Sitting, una forma de viajar cuidando casas y mascotas

House Sitting, una forma de viajar cuidando casas y mascotas

¿Viajar cuidando casas y sin tener que pagar? Sí, es una posibilidad. Se llama House Sitting y consiste en un intercambio que se genera entre dos personas: un propietario que debe ausentarse de su casa por algún motivo y un viajero que quiere visitar una ciudad y ahorrarse el alojamiento.

Si bien a primera vista parece algo simple, requiere de una preparación. No hay que olvidar que la persona que deja su propiedad en manos de otra tiene que tener confianza suficiente en que será alguien responsable.

Cómo funciona

Hay varios sitios webs que ofrecen este tipo de intercambios, algunas que son a nivel mundial y otras por países. Sin embargo, todas funcionan más o menos de la misma manera.

Hay que ingresar a los sitios web y hacer un registro exhaustivo. Una opción es Trusted Housesitters a donde se deberán registrar varios datos de la persona que ofrece sus servicios de cuidado. 

Una vez registrada la persona, puede empezar con la búsqueda de la casa por país. Luego, hay que aplicar y esperar la respuesta. A este paso le seguirá seguramente una entrevista por videoconferencia y, finalmente, la aceptación o no del propietario.

Más que cuidar una casa

En muchas ocasiones, los propietarios pueden poner otras condiciones además de cuidar la casa como pasear la mascota o cortar el césped. Eso estará especificado en cada oferta.

Las ofertas son muy variadas: pueden ir desde una semana hasta varios meses.

Fuente: descubri.cadena3.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.