Fundación Vidanimal

01 septiembre 2022

No hay comentarios

Casa Noticias

Estudian los factores de riesgo que pueden llevar a los perros a sufrir demencia

Estudian los factores de riesgo que pueden llevar a los perros a sufrir demencia

Estudian los factores de riesgo que pueden llevar a los perros a sufrir demencia

Para los perros de más de diez años, cada año extra de vida aumenta en más del 50% el riesgo relativo de desarrollar la enfermedad neurodegenerativa conocida como disfunción cognitiva canina (DCC), y el riesgo de desarrollar DCC es casi 6,5 veces mayor en los perros inactivos en comparación con los que son muy activos.

Los nuevos hallazgos, publicados en Scientific Reports, sugieren que las estimaciones de la vida útil podrían informar a los veterinarios sobre la conveniencia de examinar a los perros para detectar la DCC.

Los autores explican que al igual que ocurre con los seres humanos, la función cognitiva disminuye a medida que los perros envejecen, y los animales afectados por el CCD pueden mostrar signos como déficits de memoria, pérdida de conciencia espacial, alteración de las interacciones sociales y trastornos del sueño. «Las estimaciones anteriores de las tasas de CCD en perros han variado desde el 28% en perros de 11 a 12 años hasta el 68% en perros de 15 a 16 años», señalan.

Sarah Yarborough y su equipo investigaron la prevalencia de CCD en una gran muestra de perros de compañía que participan en el Proyecto de Envejecimiento de Perros, un estudio longitudinal sobre el envejecimiento de los perros de compañía en los Estados Unidos.

Un total de 15.019 perros fueron incluidos en la muestra. Entre diciembre de 2019 y 2020, los propietarios completaron dos encuestas llamadas Health and Life Experience Survey (con información sobre el estado de salud y la actividad física), y la Canine Social and Learned Behavior survey, que incluía preguntas para comprobar el CCD como, por ejemplo, si el perro no reconocía a personas conocidas.

La esperanza de vida de los perros se clasificó en cuartiles, con un 19,5% en el último cuartil de su vida, un 24,4% en el tercer cuartil, y un 27% y 29,1% en el segundo y primer cuartil. El 1,4% de los perros se clasificó como con CCD.

Los autores informan de que cuando se considera sólo la edad entre los perros de más de diez años, las probabilidades de ser diagnosticado con CCD aumentan en un 68% por cada año adicional de edad. Cuando se controlan otros factores como los problemas de salud, la esterilización, los niveles de actividad y el tipo de raza, las probabilidades de que un perro desarrolle CCD aumentan en un 52% por cada año adicional de vida.

Los autores también señalan que, para perros de la misma raza, edad y estado de salud y esterilización, las probabilidades de CCD eran 6,47 veces mayores en los perros cuyos propietarios declaraban no ser activos, en comparación con aquellos cuyos propietarios declaraban ser muy activos.

Sin embargo, los autores advierten que su estudio no muestra una relación causal entre la inactividad y la CCD debido a su naturaleza transversal, y que el deterioro cognitivo puede, de hecho, conducir a la reducción de la actividad. Concluyen que es necesario seguir investigando para comprender mejor el CCD.

Fuente: animalshealth.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.