Fundación Vidanimal

29 junio 2022

No hay comentarios

Casa Noticias

Estas son las señales con las que puedes averiguar si tu gato está enfermo

Estas son las señales con las que puedes averiguar si tu gato está enfermo

Tener una mascota a tu cargo conlleva muchos cuidados, entre ellos la preocupación por el estado de salud del animal que comparte su vida contigo. Cuando se tiene un perro, es relativamente fácil detectar cuando se encuentra mal. Sin embargo, con los gatos no ocurre lo mismo ya que son expertos en esconder la sintomatología y no evidenciar sus patologías.

Por esta razón, es importante conocer su comportamiento, sus actividades básicas y sus necesidades ya que de este modo serás capaz de identificar cuándo algo va mal y cuándo es necesario acudir al veterinario. De hecho, acude a su consulta si detectas algo inusual, porque la enfermedad puede encontrarse en un estado más avanzado del que podemos pensar.

Los gatos suelen dividen su actividad diaria en 3 acciones básicas: comer, jugar y dormir. Esto se debe a su temperamento tranquilo y la necesidad de alejarse de todo aquello que le genera estrés. Por lo tanto, si alguna de estas tres acciones se ve alterada, es muy probable que a tu gato esté enfermo.

Dormir más, comer menos y estar apático

​Los gatos enfermos suelen modificar su comportamiento, ya que suelen dormir máscomen menos y muestran inactividad o apatía. La inapetencia, el letargo, la salivación excesiva, si deja de orinar, si bebe mucho o si se rasca o se lame demasiado, son algunas de las señales de alerta que nos indicará que tu gato no se encuentra bien y deberías llevarlo al veterinario.

La inapetencia, si no orinar, si bebe mucho o si se rasca demasiado son algunas señales de alerta

Si, además, aparecen vómitos, diarreas o estreñimiento que superan las 24 horas, será conveniente acudir al veterinario para que lo explore y determine las posibles causas que pueden ir desde problemas intestinales, renales o de hígado.

El veterinario debe determinar si tiene fiebre (en los gatos se está febril a partir de los 39,4°C). También tendrá que palpar su abdomen y comprobar si está hinchado. Asimismo, te preguntará si has observado variaciones en la frecuencia de su orina o si ha habido rastros de sangre o si ha hecho esfuerzos excesivos a la hora de defecar.

La piel también es otro indicador sobre la salud de los gatos. Debe ser suave y de color rosa o negro. Además, si observas arañazos, costras en la piel o una caída del pelo significativa, esto puede ser señal de que el felino tenga una enfermedad de la piel o que tenga algún parásito externo, como las pulgas.

Problemas respiratorios e infecciones de orina

En cuanto al pelaje, este debe ser suave y brillante, por lo que debes estar alerta si lo notas opaco o sin brillo o si de repente aparece caspa. Lo mismo ocurre con la pérdida gradual de peso o la alteración de su condición física habitual.

También es importante prestar atención a la inclinación de su cabeza, o a la sensación de que deambula como desorientado. Estas señales podrían ser causa de problemas de índole neurológico, o enfermedades asociadas al oído que pueden derivar en secreción ocular o presencia de mucosidad.

Otro síntoma que no debes dejar pasar son los problemas respiratorios. Al contrario que los perros, los gatos no respiran con la boca abierta, por lo que, si ves que jadea, le cuesta respirar, respira a mucha velocidad, tose o hace ruido, llévalo cuanto antes a tu veterinario.

Beber y orinar más de la cuenta podría ser un síntoma de diabetes o problema renal

Si el gato entra y sale con mucha frecuencia del cajón de la arena, si se agacha, pero no hace pipí o lo hace mínimamente, si llora cuando o sangra, seguramente tendrá una infección de orina. También beber y orinar más de la cuenta podría ser un síntoma de diabetes o problema renal.

Fuente: elconfidencial.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.