¿Es recomendable la fisioterapia para perros?

¿En qué consiste la fisioterapia para perros? ¿Es igual que en el caso de los seres humanos? Aquí te contamos algunos consejos prácticos, toma nota.

¿Es recomendable la fisioterapia para perros?

Si tu perro sufre de trastornos musculares o esqueléticos, la fisioterapia animal es una de las soluciones que puedes valorar, así como la osteopatía. La fisioterapia es muy recomendable en casos de problemas con las articulaciones o con los ligamentos de tu mascota; ya sea si sus orígenes fueron traumáticos o degenerativos, es decir, ocasionados por una lesión, o porque tu perro es anciano.

Beneficios de la fisioterapia en perros

La fisioterapia ayuda al perro de muchas formas. Puede emplearse para preparar al perro para alguna actividad física intensa, o para ayudarle a que se recupere de una cirugía.

La fisioterapia le ayuda a tu mejor amigo can a mejorar la movilidad articular y muscular, al mismo tiempo que limita los riesgos de sufrir algún episodio cardiovascular o respiratorio.

Un fisioterapeuta especializado aliviará su dolor, reduciendo las contracciones musculares y las inflamaciones. Esta terapia además estimula el sistema nervioso, optimiza la circulación de los líquidos linfáticos y de la sangre. Si bien la fisioterapia está indicada especialmente para perros convalecientes o con alguna enfermedad degenerativa, también es muy beneficiosa en perros jóvenes que tengan alguna dificultad motriz.Fisioterapia en tu mascota

¿Qué métodos se utilizan en la fisioterapia canina?

Las sesiones se realizan siempre con el consentimiento pleno del animal y el terapeuta le recompensa cada vez que el perro le permite la manipulación de su cuerpo.

Existen diferentes técnicas:

  • Masajes
  • Fortalecimiento muscular
  • Estiramientos
  • Ejercicios para estimular el equilibrio, las habilidades motoras y la coordinación
  • Crioterapia
  • Ultrasonido
  • Láser
  • Distintos modos de electroterapia

¿En qué consiste una consulta de fisioterapia?

La fisioterapia ayuda a tratar las enfermedades esqueléticas y espinales, como la displasia de cadera o las enfermedades del codo. Igual ocurre con la displasia de codo, y las enfermedades degenerativas, como la osteoartritis.

En la primera sesión, se lleva a cabo una revisión general y se realiza el historial médico. Luego se hace un examen ortopédico y neurológico preciso, se revisa la movilización de las diferentes articulaciones y se miden todos los ángulos y perímetros articulares.

Al final del examen, se pone en marcha un plan de tratamiento, se establece la frecuencia, el contenido de la terapia y el número de sesiones estimadas. Además de la fisioterapia, debes auxiliar a tu perro cuando están en casa, ayudándole a desplazarse, si tiene mucha dificultad.

La fisioterapia es un tratamiento complementario a las terapias analgésicas y nutricionales habituales. El objetivo es cuidar de tu mascota, mejorar su movilidad y conseguir que se recupere lo más rápido posible.

¿Conoces algún perro al que pueda ser útil la fisioterapia? Comparte este contenido o envíale estas recomendaciones a tus amigos. Deja tus comentarios y aporta tus experiencias con la fisioterapia para perros ¿Crees que es recomendable?

Fuente: okdiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *