Cuándo conviene espantar a los pájaros de la huerta y cuándo no

Muchos pájaros son aliados de la huerta, a tal punto que los especialistas recomiendan ir en contra de todas las prácticas clásicas para espantarlos y favorecer su presencia poniéndo bebederos y creando espacios protegidos donde puedan anidar.

Muchos pájaros con hábitos insectívoros, como la humilde ratona, benefician nuestra huerta y nos ayudan a controlar plagas.

Calandrias, gorriones, palomas y jilgueros buscan algo verde para comer durante los inviernos secos, pero en primavera, al entrar en la fase de apareamiento, pierden interés en las hojas tiernas de la huerta.

Lo contrario sucede con los frutos, sean tomates, ciruelas, higos, duraznos o pelones: son el alimento favorito de cotorras, zorzales y calandrias.

En estos casos se puede optar por algún remedio pintoresco, como poner aves rapaces de juguete, CDs colgando de hilos y hasta el tradicional espantapájaros.

De todos modos, no hay que frustrarse si los métodos para ahuyentarlos no funcionan. Nada detiene a las aves frugívoras una vez que descubren el engaño y lo único que resulta efectivo son las mallas antipájaros.

Especialista consultado: Guillermo Schnitman @elviejofarmer

Fuente: lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *