Crearán una red federal de santuarios para impulsar el bienestar animal

Crearán una red federal de santuarios para impulsar el bienestar animal

A comienzos de esta semana, efectivos de la Gendarmería Nacional y agentes de la Brigada de Control Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible rescataron a un tigre de bengala, una leona, un coipo y un carpincho que se encontraban en cautiverio en una finca de la localidad Maggiolo, en el sur de la provincia de Santa Fe. Los animales vivían en condiciones precarias, dentro de jaulas precarias improvisadas con mallas metálicas y estaban en mal estado. En el caso de los felinos, tenían signos de desnutrición y pérdida de masa muscular.

Unos días después de ese hallazgo, el ministro de Ambiente, Juan Cabandiéanunció la creación de una red federal de santuarios para impulsar el bienestar animal y adecuado manejo de ejemplares de fauna silvestre rescatados o decomisados en operativos por tráfico ilegal en todo el territorio nacional. “Estamos llamando a una convocatoria en estos días. Detectamos santuarios que trabajan muy bien. Por ejemplo, uno en Córdoba y otro en Entre Ríos. Vamos a ayudar a construir el hábitat necesario para los ejemplares de la fauna silvestre”, adelantó el funcionario.

Con el objetivo de bregar por la conservación de la biodiversidad, la Red Federal de Centros de Rescate y Rehabilitación (RFCRR) estará integrada por las distintas autoridades de aplicación nacional, provinciales, municipales, y los centros de rescate y rehabilitación inscriptos ante el Registro único de Operadores de Fauna Silvestre, conformado recientemente por la cartera ministerial.

La RFCRR funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, a cargo de Sergio Federovisky, y buscará promover la cooperación regional para articular con los diversos actores que intervienen en los procedimientos de decomiso y rescate de fauna silvestre, a fin de lograr la recuperación sanitaria, física, psíquica y conductual de los animales. La iniciativa centrará esfuerzos en la rehabilitación de los ejemplares para su posterior liberación en áreas de distribución natural o, en el caso de que esto último no sea posible, su derivación a establecimientos aptos para su estadía.

Con esa idea, se conformará el Programa de Fortalecimiento de Centros de Rescate y Rehabilitación, con la intención de fortalecer las capacidades técnicas de los actores que integran la red federal.

Desde su creación en septiembre del año pasado, la Brigada de Control Ambiental realizó más de 60 operativos de inspección y fiscalización relacionados con el comercio ilegal de fauna silvestre, un mercado ilícito que a nivel mundial, se estima, mueve cerca de 20 mil millones de dólares al año. Así se rescataron más de 600 ejemplares, habiendo sido el 60 % de ellos capturados por traficantes son aves, mientras que hay un número similar de especímenes que están intervenidos en zoológicos mediante causas judiciales en curso.

“Cazar un tigre en nuestro país sale 15.000 dólares. En África sale 50.000 dólares. Entonces muchas veces se comete este tipo de delitos y hay cazas furtivas”, dijo Cabandié. Y lamentó: “Son animales que están dopados pero que sirven para esa posesión de los humanos de sentirnos dominantes sobre la fauna y sacarnos una foto con la cabeza de un león”.

Fuente: infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.