Córdoba: Presentan proyecto para terminar con el trabajo infantil y abolir el uso de carros tirados por caballos

Córdoba: Presentan proyecto para terminar con el trabajo infantil y abolir el uso de carros tirados por caballos

El legislador provincial de Juntos el Cambio Juan Jure presentó un proyecto de ley para crear el Programa Asistencial de Recuperadores Urbanos cuya finalidad es erradicar el trabajo infantil en la recolección de residuos urbanos, abolir definitivamente el sistema de recolección mediante el uso de carros tirados por caballos y dignificar al recolector informal de residuos con la finalidad de efectuar solo la recolección de residuos reciclables.

El Ministerio de Desarrollo Social será la autoridad de aplicación y responsable del Programa que sanciona esta ley.

Las acciones que demanden la ejecución, seguimiento y contralor del Programa podrán coordinarse por el ministerio de Desarrollo Social y las municipalidades adheridas.

Las metas enunciadas deberán completarse en el plazo de 5 años contados desde la fecha de sanción de esta Ley.

El proyecto establece que las municipalidades que adhieran al Programa deberán llevar un censo actualizado de niñas y niños que cumplan tareas de recolección informal de residuos, edad, situación socio-familiar y de escolaridad, mujeres adultas y varones adultos dedicados a la recolección informal de residuos reciclables.

Asimismo, llevarán un registro descriptivo de caballos, lugares de guarda y carros existentes dentro del ejido urbano utilizados en la recolección de residuos.

El proyecto de ley presentado por el dos veces intendente de Río Cuarto dice que el estado Provincial adquirirá, por el sistema de licitación pública, o el régimen que corresponda, motocarros de fabricación nacional adaptados para recolectar residuos reciclables, con destino a suplantar los vehículos de tracción a sangre utilizados en la recolección de residuos urbanos.

El estado Provincial entregará los motocarros a las municipalidades que hayan adherido al Programa y cumplan los recaudos exigidos por esta Ley.

CABALLOS POR MOTOS

A partir de la recepción de los motocarros, las municipalidades asumirán la responsabilidad de custodia de dichos vehículos y la de tramitar su intercambio bajo la modalidad de contrato de permuta celebrado entre la persona responsable del menor de edad, el trabajador o la trabajadora cuya actividad habitual sea la recuperación de residuos urbanos reciclables y la autoridad municipal, actuando ésta en el acto por delegación del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

Los caballos se recibirán por la Provincia como parte de pago del motocarro y quedarán al cuidado de la municipalidad adherente, quien podrá delegar o coordinar la ejecución de este deber con organizaciones no gubernamentales o particulares dedicados a la protección de animales. Los caballos serán alojados en lugares aptos, destinados para su cuidado y recuperación.

Cuando el estado de salud y edad del animal permitan, éste podrá ser utilizado para prestar servicios terapéuticos o turísticos.

El pago de la diferencia de precio entre el valor del caballo y el del motocarro se pactará con el permutante en cuotas accesibles, cuyo importe deberá depositarse en una cuenta especial bancaria abierta al efecto por el Ministerio de Desarrollo Social.

El destino de los fondos de esta cuenta será la adquisición por la Provincia de nuevas unidades de motocarros.

La Provincia efectuará anualmente el llamado a licitación o contratación que corresponda según el procedimiento para la compra de los motocarros que permitan reemplazar la tracción a sangre y expandir el programa.

El Estado Provincial proveerá periódicamente a las Municipalidades, para su entrega a los recuperadores urbanos de residuos urbanos reciclables, de indumentaria de trabajo, adecuada a la actividad y a la estación.

“UN APORTE”

“El presente proyecto es un aporte para eliminar uno de los estigmas de desigualdad y exclusión más acuciantes e injustas que aún existe entre nosotros: el de las personas que, como recurso para su subsistencia, trabajan informalmente en la recolección de basura ayudados, generalmente, por un carro tirado por un caballo”, fundamentó Jure.

“Esos “cartoneros” o “cirujas”, a veces son niños o niñas, muchas veces son jóvenes y otras tantas, ancianos”, sostuvo.

“Su situación no nos es ajena ni puede sernos indiferente. Estamos convencidos de que, como en otros lugares del país, es posible, a través de la legislación y la gestión de los gobiernos (provinciales y municipales), provocar un cambio favorable que permita superar el estado de marginación, precariedad e inseguridad de quienes subsisten recolectando residuos urbanos ayudados en la penosa y pesada tarea por un caballo de tiro y un carro”, agregó.

“No estamos inventando nada. Simplemente, hemos adecuado otras experiencias -tal como por ejemplo, la que se ha implementado en Río Cuarto cuando me toco ser intendente, o en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, a nuestra realidad provincial, en Río Cuarto prácticamente es nulo el funcionamiento de carros”, sostuvo Jure.

“El propósito de este proyecto está orientado a permitir que los niños y niñas que subsisten trabajando como recolectores de basura retornen a la escuela, practiquen un deporte o adquieran otros saberes artísticos que les devuelvan la infancia, a que los adultos recolecten residuos en condiciones dignas y seguras y a que los animales no sufran explotación o trato cruel”, dijo.

“No se trata de la recolección de residuos (que lo hacen los municipios), sino solo de aquellos residuos reciclables, es decir aquellos residuos que se puedan utilizar de nuevo tras su uso principal, con lo que es posible crear nuevos materiales dándoles un nuevo uso”, aclaró Juan Jure.

Fuente: lavoz.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.