Fundación Vidanimal

12 septiembre 2019

No hay comentarios

Casa Noticias

Cómo enseñar al perro a sentarse

Cómo enseñar al perro a sentarse

El simple hecho de quedarse quieto es un gran desafío para algunos perros, especialmente para los cachorros jóvenes y con problemas de conducta hiperactiva

Para enseñar al perro a sentarse, y más adelante quedarse en esa posición, debes comenzar poco a poco hasta lograr que le resulte fácil hacerlo bien. Para un cachorro joven y enérgico, eso puede significar quedarse sentado y quieto por medio segundo nada más.

Eso está bien, desde la mitad de un segundo puedes ‘construir’ hasta un segundo, luego dos, y de ahí en adelante. Muchas estancias cortas y exitosas son mejores para las habilidades de obediencia de tu perro, comparado a una larga estancia que termina con un perro errante y un dueño frustrado.

Cómo enseñar al perro a sentarse

Entrenar a un perro con el comando ‘sentarse’ es el primer ejercicio de entrenamiento que debes intentar y uno de los comandos más importantes que tu perro aprenderá.

  • Inicia el entrenamiento con un regalo o golosina y muéstraselo a tu mascota (las golosinas siempre funcionan mejor).
  • Cuando tu perro muestre interés en este, lo seguirá con la cabeza y tratará de alcanzarlo.
  • Sostén la golosina por encima de la cabeza de tu perro para que mire hacia arriba, luego ponla justo detrás de su nariz para que tenga que mover la cabeza hacia atrás. La única forma por la que tu perro puede llegar a la golosina es poner su trasero en el suelo.
  • En el momento en el que lo haga, dale la golosina con muchos elogios.
  • Dentro de unos pocos intentos, tu perro sabrá cómo ganarse su golosina, y su respuesta para sentarse será más rápida.

Aspectos importantes que debemos considerar

Comienza estos sencillos pasos en un lugar que sea familiar para tu perro, sin distracciones tentadoras. Mantén a tu perro enfocado hacia ti al ponerte frente a él, mientras le prestas toda tu atención y le mantienes la mirada.

Si tu perro mantiene la posición por un segundo o dos, elógialo y dale una golosina como recompensa. Repite el proceso, esta vez haciendo que tu perro mantenga la posición durante unos segundos más, antes de darle la recompensa.

Una vez que tu perro responda de manera confiable, agrega la señal visual. Pídele a tu perro que se siente o se acueste, luego dile que se ‘quede’, mientras mantienes la mano extendida con la palma hacia la nariz de él, en la posición de ‘parada’.

Si mantiene la posición por un segundo o dos, elógialo y ofrece un regalo. Repite la secuencia, agrega gradualmente un segundo cada vez para pedirle una estadía más larga.

Cuando entienda completamente lo que se espera, presenta el gesto con la mano que tu perro aprenderá. Usa un gesto, como tu mano sostenida verticalmente frente a ti, que sea consistente entre todas las personas que entrenan o viven con tu perro.

Dile ‘siéntate’ mientras tu perro se sienta, para que aprenda a asociar la palabra con la acción. Ahora que has agregado la señal, con la práctica podrás pedirle que se siente sin tener que atraerlo a la posición con la golosina.

Si no está funcionando

En el momento en el que tu perro rompa la estancia, dile “¡siéntate!» o «¡quédate¡» o «¡abajo!» , según la posición en la que estaba originalmente. Luego, vuelve a intentar una estancia más corta.

Dar órdenes a un perro

Si has estado practicando por un tiempo, y tu perro conoce el comando de permanecer, puedes hacer que tu voz sea grave, como una reprimenda, cuando se está moviendo de posición.

Pero no lo castigues. En el momento en que te pongas molesto con tu perro, ya habrás interrumpido la estancia, y el asociará el castigo con lo que estaba haciendo en el momento en que se le castigó.

Como enseñar al perro a una estancia avanzada

Una vez que tu perro haya aprendido el comando de ‘permanecer’, puedes hacerlo lentamente más desafiante. Ponte a un pie de distancia de tu perro cuando le pidas que se quede, luego a dos pies y sigue aumentando la distancia.

Pídele que se quede cuando le des la espalda: cuando hay otra persona o perro en los alrededores, y luego cuando estos actores estén bastante cerca. Después, cuando estés rebotando una pelota y, por último, cuando haya bolitas de pienso dispersas a su alrededor.

Agrega un nuevo desafío solo si tu perro responde de manera confiable. Si tu perro alguna vez rompe una estancia, elimina un desafío, acorta el tiempo, elimina las distracciones o ponte más cerca de él e inténtalo nuevamente. La paciencia y la constancia serán claves para enseñar al perro correctamente.

Fuente: misanimales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí
Banner Publicite aquí