Fundación Vidanimal

02 agosto 2022

No hay comentarios

Casa Noticias

Cómo afectan los cambios en la dieta a la microbiota intestinal de los perros

Cómo afectan los cambios en la dieta a la microbiota intestinal de los perros

Cuando un perro comienza una nueva dieta, la comunidad de microbios en su intestino cambia. Las bacterias se multiplican para dominar la escena. A medida que las especies microbianas luchan por el control, sus subproductos metabólicos, muchos de los cuales son críticos para la salud general de los perros, también cambian.

Ahora, un nuevo estudio desarrollado por la Universidad de Illinois ha tratado de averiguar cómo afectan los cambios en la dieta a los perros en el plazo de una semana.

“Desde que investigo en nutrición animal, hemos discutido sobre el tiempo que hay que alimentar con una nueva dieta antes de recoger las muestras, cuando todo se estabiliza”, explica Kelly Swanson, catedrática en Nutrición Humana en el Departamento de Ciencias Animales y la División de Ciencias de la Nutrición y coautora del nuevo estudio. “Nadie lo había probado definitivamente”, asegura.

En este sentido, en el estudio se ha demostrado cómo los microbios intestinales se estabilizan muy rápidamente. Empiezan a fabricar productos químicos totalmente nuevos a los dos días de que los perros empiecen una nueva dieta. Y las comunidades microbianas sólo tardan seis días en cambiar y estabilizarse.

Los metabolitos cambian muy rápidamente, en un par de días. Las bacterias metabolizan de forma reactiva y se ocupan de los sustratos que reciben en la nueva dieta. Luego, se necesitan unos días más para ordenar el orden de los microbios, por así decirlo”, explica Swanson, asegurado que los resultados muestran que todo se estabiliza al sexto día, por lo que los investigadores de nutrición animal podrían tomar muestras con confianza y encontrar un microbioma estable en 10 días.

El equipo de Swanson alimentó a los perros con una dieta común de croquetas secas durante dos semanas antes de cambiar abruptamente a nuevas dietas durante 14 días más. La mitad de los perros comieron una dieta enlatada rica en grasas y proteínas y la otra mitad una croqueta rica en fibra. Mientras tanto, los investigadores recogieron excrementos dos días después del cambio de dieta y cada cuatro días después.

El equipo extrajo metabolitos microbianos de cada muestra fecal, esos productos químicos del metabolismo microbiano que pueden afectar a la salud general del perro. También identificaron las especies bacterianas en las muestras fecales para mostrar cómo cambiaba la comunidad microbiana con el tiempo. Por último, correlacionaron los metabolitos con las especies bacterianas, algo que no se había hecho antes con la mayoría de las bacterias.

RECOMIENDAN CAMBIAR LA DIETA DE LOS PERROS DE FORMA GRADUAL

“A menudo, alimentamos una dieta y recogemos las heces, pero hay algunas dudas sobre lo que está pasando en el intestino. Sabemos lo que metabolizan algunas especies bacterianas, pero sin duda se desconoce mucho”, indica Swanson. “Nuestras correlaciones son el punto de partida para conectar algunos de los puntos, pero todavía hay que hacer una investigación más específica”, afirma.

El objetivo principal de la investigación era rastrear los cambios microbianos a lo largo del tiempo, pero la investigación también corroboró hallazgos anteriores que indicaban mayores beneficios para la salud de una dieta alta en fibra sobre una dieta alta en grasas y proteínas para los perros. Estos resultados, aseguran los investigadores, no fueron una sorpresa, pero el hecho de que las dos dietas extremas alcanzaran un equilibrio en el mismo plazo fue inesperado. Para ambas dietas, el equipo detectó cambios en los metabolitos al segundo día y en la comunidad bacteriana al sexto día.

Swanson explica que las líneas generales del estudio pueden ser aplicables a otros sistemas de microbioma de mamíferos, especialmente a los que, como los animales domésticos y el ganado, comen la misma dieta controlada todos los días. Por ejemplo, la velocidad a la que el microbioma intestinal responde y se estabiliza tras un cambio nutricional puede ser universal. Y aunque las especies y cepas bacterianas concretas pueden diferir entre los perros, las personas y otros mamíferos, las correlaciones metabolito/especie pueden ser similares en todos los huéspedes.

Por otro lado, Swanson afirma que, aunque su estudio puso a prueba un cambio de dieta muy brusco, sus resultados respaldan la orientación habitual de cambiar a una nueva marca de comida para perros de forma gradual.

“Se suele sugerir que las mascotas cambien de dieta en un periodo de siete días. Nuestro estudio sugiere que los microbios pueden cambiar por completo en ese plazo”, afirma. “Cuando se cambia de dieta, el cuerpo tiene que adaptarse, pero los microbios también tienen que cambiar. Si no están en una situación satisfactoria, se acaban produciendo heces blandas o flatulencias. Así que probablemente sea bueno hacerlo un poco más gradualmente en casa de lo que hicimos en el laboratorio”, detalla.

LA IMPORTANCIA DE LA CIENCIA EN LA ALIMENTACIÓN DE LAS MASCOTAS

Investigaciones como la realizada por la Universidad de Illinois demuestran hasta qué punto es importante la alimentación de los animales de compañía ya que hasta la forma en que se les suministra puede afectar a su salud.

Por ello, desde el sector de la salud animal, las compañías especializadas en alimentación animal como Hill’s Pet Nutrition investigan constantemente aspectos de las mascotas como el microbioma.

De hecho, en el caso de Hill’s han dedicado a última década al estudio del microbioma intestinal, con numerosos estudios realizados en el Hill’s Pet Nutrition Center.

Además, para concienciar sobre la importancia de que la ciencia esté detrás de la alimentación de los animales de compañía, desde la compañía lanzaron la campaña ‘Confía en la ciencia, confía en Hill’s’ en la que subrayaban que “la ciencia es la piedra angular de la medicina veterinaria” y, por lo tanto, destacaban la necesidad de su aplicación también en el ámbito de la nutrición animal.

Fuente: animalshealth.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.