Civilizar a tu perro: claves esenciales para evitar incidentes

Civilizar a tu perro: claves esenciales para evitar incidentes

Los incidentes con perros de potencia, perro de tamaño y perros de cierta potencia de mordida están a la orden del día.

En la República Argentina cuando no son incidentes, e insisto en decir “incidente”, porque accidente no se puede evitar. En cambio el incidente se puede evitar están a la orden del día.

Y esta vez fue otro perro donde un perro de potencia de mordida supuestamente se le escapó al dueño y mató a otro perro más pequeño metiéndose en la propiedad de otra persona.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 99% de los contagios de rabia en humanos son causados por la mordedura de un perro infectado.

Lo cierto es que eso se podría haber evitado. Se podía haber evitado con dos tips muy pequeños, en principio que no son aplicados habitualmente.

El primero de estos tips es inhibir la mordida. ¿Cómo se logra? Desmadre. Sacarlo de la madre y llevarlo al nuevo hogar a los 60 días y no antes. Normalmente los criadores dicen “A los 45 días te lo podes llevar”. A veces hay la excusa de que “la madre no lo quería, llevátelo a los 30 días”.

Todo esto va en contra de inhibir la mordida, que significa morigerar la mordida. Moderar la potencia de la mordida según el estímulo.

Y la segunda cosa es muy importante. Son, entre los sesenta días y los cuatro meses de edad tenes que sociabilizar al animal. Ese período se llama “período sensible”, de imprinting, de troquelado, de impresión. Donde todo lo que el animal perciba en ese momento lo incorporará a su entorno natural.

Suelo decir, Parafraseando a Ortega y Gasset “el hombre es el hombre y su circunstancia”. “El perro es el perro y su circunstancia”. Y, o casualidad, la circunstancia del perro es el hombre

Por lo tanto, sociabilizalo entre los sesenta días y los cuatro meses de edad. No lo hagas pisar vereda pero lo sacas en un changuito, en una mochila o tal vez en el auto para que conozca el mundo exterior y no le resulte extraño.

El comportamiento agresivo de un can puede ser consecuencia de distintas causas como errores en la socialización, defectos en el aprendizaje o falta de jerarquía y liderazgo. A continuación, te listamos una serie de motivos que te ayudarán a identificar las causas que le llevan a morder:

El estrés es otra posibilidad: cuando un perro se siente en peligro a causa de otro perro, tiene 2 maneras de afrontar esta situación extrema: huyendo de su oponente o atacándole. El estrés le predispone para actuar ya sea mordiendo al otro perro o huyendo de él. La hiperactividad o la falta de estimulación, también. Un perro que no satisface sus necesidades de forma adecuada por exceso de actividad o porque no tiene la oportunidad de desarrollar las habilidades innatas propias de su raza, tales como rastrear o cazar, puede generar conductas agresivas y reaccionar a niveles extremos: mordiendo a otros perros.

Y el miedoCuando un perro teme a otros perros, una de las posibles reacciones extremas es la mordida. Debes estar muy atento al lenguaje corporal de tu perro ante otros perros ya que, a través de señales como el jadeo o la mirada fija en su objetivo estando totalmente inmóvil; tu compañero te informará sobre qué intenciones o necesidades tiene y, si las detectas a tiempo, sabrás qué hacer para que tu perro no muerda

*El Prof. Dr. Juan Enrique Romero @drromerook es médico veterinario. Especialista en Educación Universitaria. Magister en Psicoinmunoneuroendocrinología. Ex Director del Hospital Escuela de Animales Pequeños (UNLPam). Docente Universitario en varias universidades argentinas. Disertante internacional.

Fuente: infobae.com

Tags :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.